Resveratrol nutracéutico

Resveratrol nutracéutico "milagroso"

El resveratrol (3,4 ', 5-trihidroxi-trans-estilbeno) es un nutracéutico (alimento que posee propiedades medicinales o nutricionales, incluida la prevención y / o cura de una enfermedad)[1], que tiene su origen en más de 70 plantas y esta presente en alimentos naturales como los cacahuates y pistiches, así como en otros alimentos con propiedades antioxidantes como lo es el arándano, las uvas y el cacao.

Se dice que es un nutracéutico “milagroso” debido a que el resveratrol tiene una lista casi inagotable de beneficios para la salud, tales como:

  • Aumenta la inmunidad
  • Ralentiza los procesos de envejecimiento
  • Imitar los efectos de la restricción calórica, que conducen a sus efectos contra la obesidad
  • Efectos positivos en la promoción de la aceleración y la calidad de la cicatrización de las heridas de la piel[2]
  • Acciones específicas que previenen o alivian enfermedades como la diabetes, así como las neurodegenerativas y enfermedades cardiovasculares[3]
  • Propiedades antioxidantes, antiinflamatorias
  • Efectos beneficiosos sobre el aprendizaje y la memoria
  • Además de que es un fármaco prometedor en la prevención y el tratamiento de diversos tipos de cáncer[4]

Por ello, cuando se consume en cantidades adecuadas, el uso de nutraceúticos como el resveratrol, puede ser útil en el manejo y el tratamiento de diversas enfermedades, pues tiene efectos beneficiosos en diferentes órganos, debido a que puede ejercer efectos antioxidantes, antiinflamatorios, antiproliferativos y angiorreguladores.

Un beneficio importante que trae consigo el consumo de resveratrol es su propiedad antioxidante que previene la formación de radicales libres de oxígeno (implicados en el desarrollo y progreso de múltiples enfermedades), lo que se traduce en la ralentización de los procesos de envejecimiento de diversos órganos, tales como el cerebro, hígado o piel[5].

Los radicales libres son especies reactivas de oxígeno (ROS); estas deben mantenerse en un nivel bajo. Los radicales libres se generan tanto a partir de fuentes endógenas como exógenas.

La activación de las células inmunitarias, la inflamación, las infecciones, el cáncer, el ejercicio excesivo, el estrés mental y el envejecimiento son los responsables de la producción endógena de radicales libres. La producción exógena de radicales libres ocurre como resultado de la exposición a diversos contaminantes ambientales, metales pesados (cadmio, mercurio , plomo, hierro y arsénico), ciertos medicamentos (ciclosporina, gentamicina y bleomicina, entre otros), solventes químicos, cocción (carne ahumada), aceite usado y grasa), humo de cigarrillo, alcohol y radiaciones[6].

Cuando aumenta la producción de ROS, comienzan a mostrar efectos nocivos sobre las estructuras celulares importantes como proteínas, lípidos y ácidos nucleicos, estos efectos se conocen comúnmente como estrés oxidativo y este desequilibrio puede ser responsable, con diferentes grados de importancia, de la aparición y / o progresión de varias enfermedades (es decir, cáncer, diabetes, trastornos metabólicos, aterosclerosis y enfermedades cardiovasculares e inflamatorias).

Los radicales libres, además, contribuyen al fallo progresivo de las células β pancreáticas (producen la insulina) y al deterioro de la acción de la insulina, lo que se asocia rápidamente al desarrollo de diabetes y una vez que se ha desarrollado la diabetes en nuestro organismo la hiperglucemia (aumento de la glucosa en sangre) contribuye al aumento de la producción de radicales libres lo que promueve el deterioro general del organismo, sin embargo, las propiedades antidiabéticas del resveratrol se han estudiado y una gran cantidad de evidencia indica que el resveratrol mejora los síntomas de la diabetes cuando se usa para respaldar las terapias convencionales, debido a que mejora la homeostasis (mantenimiento de los niveles) de la glucosa, disminuye la resistencia a la insulina, protege las células β pancreáticas, mejora la secreción de insulina y mejora los trastornos metabólicos[7].

Otra propiedad muy importante del resveratrol es la capacidad de reducir procesos inflamatorios desencadenados a partir de una exacerbación de la respuesta inflamatoria provocada por el estrés oxidativo. La evidencia acumulada indica que la suplementación con antioxidantes con resveratrol es capaz de mejorar y atenuar los síntomas nasales en adultos y niños con rinitis alérgica RA[8], provocada a partir de la formación de radicales libres (estrés oxidativo).

Como ya se mencionó, está comprobado que el consumo prolongado de resveratrol contrarresta fuertemente la formación de radicales libres que están implicados en el daño de lípidos, proteínas, ácidos nucleicos y orgánulos intracelulares importantes para que nuestro cuerpo funcione correctamente y es un nutraceútico prometedor en la coadyuvancia de tratamientos de diversas enfermedades que van desde el cáncer, la diabetes, las alergias, enfermedades inflamatorias y las asociadas al envejecimiento celular, y a su vez ayuda a prevenir la aparición de las mismas.

Sin embargo, aún no hay una dosis asignada para la administración de resveratrol para coadyuvar, tratar o prevenir enfermedades mediante el uso de resveratrol, lo que, si está comprobado son sus beneficios en el cuerpo humano, por ello en SOMOS, nos ocupamos en formular diversos suplementos alimenticios que cuentan con ingrediente activo al resveratrol; lo podrás encontrar en la formula Stay Young (YNG) y en el suplemento individual Arándano.

[1] https://doi.org/10.1016/B978-0-12-384947-2.00160-4

[2] https://doi.org/10.1016/j.burns.2020.10.016

[3] https://doi.org/10.3390/molecules22081329

[4] https://doi.org/10.1016/j.canlet.2021.05.001

[5] https://doi.org/10.1016/j.nut.2020.110783

[6] https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/16978905/

[7] https://doi.org/10.1016/j.bbadis.2014.10.013

[8] https://doi.org/10.1016/j.waojou.2020.100473