Dormir bien: la medicina para sanar

Dormir bien: la medicina para sanar

"No cabe duda que una infección o gripa nos hace sentir cansados y aumentan nuestras ganas de querer dormir, así como una noche de dormir bien regularmente es la mejor medicina para la recuperación de cualquier padecimiento o infección"

El sistema inmune se puso de moda en los últimos años, pero en realidad, se ha estudiado desde hace mucho tiempo. Es el sistema de defensa más primitivo de nuestro cuerpo, detecta y elimina las amenazas que se presentan tanto de manera interna, como externa. Nos defiende contra agresores desde infecciones por virus, bacterias y hongos, enfermedades de carácter autoinmune (tu propio cuerpo produce la enfermedad como: hashimmoto, asma, artritis reumatoide, etc.), y hasta cáncer. Es por esto, que podríamos considerarlo el mediador de varios padecimientos. Se encuentra distribuido por todo el cuerpo en diferentes formas como células y tejidos, formando un ejército que le ayuda a luchar.

El sueño y el sistema inmune están completamente unidos. Este puede afectar el sueño y el sueño, a su vez, puede afectar al sistema inmune. Seguramente se están preguntado ¿Cómo puede ser que estén relacionados? El sueño biológicamente podría considerarse un estado de inactividad, sin embargo, así como varios procesos disminuyen su actividad, muchos otros la aumentan.

El sistema inmune, por ejemplo, no apaga sus funciones sino todo lo contrario. El cuerpo durante el sueño libera y sintetiza hormonas, proteínas y otras células para que se pueda reparar y regenerar(1). Durante este proceso también existe la capacidad del cuerpo de regular la respuesta inflamatoria por medio de proteínas conocidas como citosinas (2), las cuales están encargadas de modular el sistema inmune y su respuesta contra agentes extraños o ajenos a nosotros.

Cuando el sistema inmune es activado se presentan varios síntomas, siendo la fiebre uno de los principales. Esta es el resultado de la activación y movilización de citosinas a través de todo el organismo. Las citosinas son proteínas que modulan el sistema inmune y se ha investigado su relación con el sueño, demostrando que estas juegan un papel muy importante para mantener la homeostasis de la fase NREM del sueño que comprende las fases 1, 2 y 3. Se desconoce un poco todavía el proceso pero lo que se ha analizado es que al haber una respuesta inflamatoria, se liberan las citosinas que ha su vez producen sustancias que inducen el sueño y por ende nos sentimos más cansados, todo esto sucede para que nuestro cuerpo pueda atacar y recuperarse de la infección. Este es solo un ejemplo de cómo el sistema inmune y el sueño están unidos y se necesitan el uno del otro para mantener un buen funcionamiento de ambos.

¿Cómo mantener un hábito saludable de sueño?

  • Procura mantener un horario y respetarlo, recuerda que nuestro sueño responde por ciclos y es sensible a la luz y a la obscuridad.
  • Evita cenar muy pesado 2 horas antes de irte a dormir.
  • Procura no utilizar aparatos electrónicos mínimo 45 min antes de irte a acostar.
  • Tu cuarto es tu templo, tiene que ser un espacio el cual sea utilizado únicamente para descansar, tiene que estar obscuro, sin ruido y tiene que ser un lugar fresco.

No cabe duda que la mejor medicina que podrás tomar cuando tengas alguna gripa o infección será reposar y dormir lo suficiente para recuperar y permitir que tu cuerpo sane.

Bibliografia

  1. https://www.nhlbi.nih.gov/health-topics/espanol/como-funciona-el-sueno

  2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6689741/