Desórdenes del sueño

Desórdenes del sueño

En un mundo donde los niveles de estrés están aumentando, la exposición a la luz solar natural al aire libre está disminuyendo y la tecnología genera demandas constantes para la atención de todos, no es de extrañar que tanta gente tenga dificultades para dormir lo suficiente. ¿Sabes cuales son los efecto de no dormir bien? A continuación te contamos de los desórdenes del sueño más comunes y los efectos que tiene sobre la salud.

El sueño afecta todos los aspectos de tu salud. Es por eso que nos sentimos mejor cuando estamos bien descansados y cuando no duermes lo suficiente puedes sufrir cambios de humor, desequilibrios de azúcar en la sangre y mala memoria.

Dormir lo suficiente es una parte vital y dinámica de un estilo de vida saludable. El cuerpo necesita un descanso adecuado cada noche por una variedad de razones, que incluyen, fortalecer el sistema inmunológico, reparar tejidos dañados, digestión, desintoxicación, equilibrio hormonal y mantener la salud cognitiva.

Los trastornos del sueño son un grupo de condiciones que afectan la capacidad de dormir bien de forma regular. Ya sean causados por un problema de salud o por demasiado estrés se están volviendo cada vez más comunes a nivel mundial. En algunos casos, estos trastornos pueden ser un síntoma de otra afección médica o de salud mental. Estos problemas para dormir pueden eventualmente desaparecer una vez que se obtenga el tratamiento para la causa subyacente.

Cuando los trastornos del sueño no son causados por otra afección, el tratamiento normalmente implica una combinación de tratamientos médicos y cambios en el estilo de vida.

Existen diferentes trastornos del sueño, te dejamos los más comunes.

Insomnio

El insomnio se ha definido como la dificultad para dormir que se produce al menos tres veces por semana durante al menos un mes. Aunque los estudios muestran que el insomnio severo dura un promedio de cuatro años. Los adultos necesitan unas siete horas de sueño por noche y los niños unas nueve horas. Si no duermes toda la noche, es posible que estés sufriendo de insomnio y te puede beneficiar hacer cambios en la dieta y tu estilo de vida.

El insomnio es problemático para tu salud en general y calidad de vida; puede causar depresión, dificultad para concentrarse, irritabilidad, aumento de peso y deterioro del rendimiento laboral o escolar. El insomnio generalmente se clasifica en uno de tres tipos:

+crónico, cuando el insomnio ocurre de forma regular durante al menos 1 mes

+intermitente, cuando el insomnio ocurre periódicamente

+transitorio, cuando el insomnio dura solo unas pocas noches

Apnea del sueño

La apnea del sueño es un trastorno que causa una mala calidad del sueño debido a pausas incontrolables en la respiración, respiraciones superficiales durante el sueño y despertarse repentinamente sobresaltado por la falta de aire. Durante la noche, una persona con apnea del sueño puede dejar de respirar repetidamente hasta 30 veces cada hora, a menudo por breves momentos y sin que la persona se dé cuenta en absoluto. Puede causar agotamiento crónico, ronquidos fuertes, cambios en el humor durante el día, falta de concentración y cambios en apetito y peso. Existen dos tipos:

  • obstructiva del sueño, donde el flujo de aire se detiene porque el espacio de las vías respiratorias está obstruido o es demasiado estrecho,

  • central del sueño, donde hay un problema en la conexión entre el cerebro y los músculos que controlan la respiración.

Parasomnia

Las parasomnias son una clase de trastornos del sueño que provocan movimientos y comportamientos anormales durante el sueño, como: sonambulismo, hablar en sueños, pesadillas, rechinar los dientes o apretar la mandíbula.

Narcolepsia

La narcolepsia se caracteriza por "ataques de sueño" que ocurren mientras estás despierto. Esto significa que de repente te sentirás extremadamente cansado y te quedaras dormido sin previo aviso. También puede causar parálisis del sueño, lo que puede hacer que no te puedas incapaz mover inmediatamente después de despertarte. Aunque la narcolepsia puede ocurrir por sí sola, también se asocia con ciertos trastornos neurológicos, como la esclerosis múltiple.

¿Cómo tratarlos y prevenirlos?

Este último año ha sido uno de los más estresantes gracias a la incertidumbre y la ansiedad provocada por el encierro. El comer mal, no tener una actividad física, tomar alcohol, cenas muy tarde, consumo de café y no manejar los niveles altos de estrés pueden hacerte más propenso a tener alguna alteración en el sueño.

Mucha gente prefiere tomar algún medicamento químico que les ayude a combatir algún desorden del sueño por su eficacia a corto plazo pero la mejor opción siempre es lo natural ya que no hay efectos secundarios. Al tomar algún químico para ayudarte a conciliar el sueño y suspenderlo puedes tener algo conocido como rebote del sueño; esto significa que el sueño REM (la etapa del sueño donde puedes despertarte con más facilidad) aumenta y entrar a un sueño profundo es muy difícil.

Te dejamos nuestras recomendaciones favoritas para conciliar el sueño y mejorar la calidad de este.

  • Uso de aceites esenciales, usar aromaterapia es una forma segura, natural y terapéutica de alentar a su cuerpo a relajarse. Los mejores aceites son lavanda y manzanilla que ayudarán al sistema nerviosa a relajarse y bajar los niveles de ansiedad

  • Baja el consumo de azúcares refinados en la noche, pueden aumentar el azúcar en la sangre, aumentar tu energía y despertarse con hambre, lo que literalmente alimenta el insomnio. Prefiere cenar verduras, proteína y carbohidratos como cereales ya que incrementarán la producción natural de melatonina (la hormona del sueño).

  • Limita bebidas con cafeína, si te cuesta trabajo conciliar el sueño limita la cafeína hasta las 12pm ya que puede darte energía hasta 12 horas.

  • No uses cosas electrónicas al acostarte, mirar televisión en la cama y responder correos electrónicos de trabajo nocturnos puede engañar a tu cerebro haciéndole pensar que tu cama es solo otro lugar para hacer las cosas y no el lugar para descansar después de un largo día.

  • Meditación, puede ayudarte a reducir el estrés lo que mejora la calidad del sueño. Respira profundamente varias veces, exhala y deja ir todo. Descansa tus pensamientos y concéntrate en relajar cada parte de su cuerpo.

  • Uso de suplementos naturales, si te enfrentas a una falta crónica de sueño considéralos ya que no causan adicción y pueden darle a tu cuerpo el descanso que merece. Algunos de los más usados son la raíz de valeriana, la pasiflora y la manzanilla. Prueba nuestra fórmula Dream Big y atrévete a soñar de nuevo.

Dormir poco puede restarte años de vida; el no dormir o dormir pocas horas puede provocar cansancio crónico, disminuir tu rendimiento físico y mental, ansiedad, depresión y mal humor por mencionar algunos. Si te identificas con alguno de los desórdenes de sueño que te mencionamos es importante que consultes con un especialista y comiences con algunos cambios en tu estilo de vida. En SOMOS te ofrecemos la opción de tomar nuestro test para saber qué es lo que necesitas y también puedes tomar una consulta con nuestros nutriólogos para que te den mayor orientación por donde empezar a cambiar tu estilo de vida y tomar las riendas de tu sueño. Dormir nunca va a pasar de moda y te pondrá de buenas todos los días.

Fuentes

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28460563/

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/14661186/

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/17233651/

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/17625094/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3480572/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3612440/

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/22894890/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5015038/