Covid de Largo Plazo y Herramientas para Prevenirlo

Covid de Largo Plazo y Herramientas para Prevenirlo

Hablar sobre covid puede ser algo controversial por todas las diversas formas en las que se ha presentado, la ultra rápida expansión (en los medios y el número de contagios) que ha tenido y la enorme cantidad de diferentes maneras en las que ha afectado a miles de personas, incluso las que están bajo un mismo techo y conviven por gran parte del día.

Al día de hoy sigue siendo una enfermedad muy nueva por lo que hasta el momento sigue sin conocerse a ciencia cierta la manera en la que el virus actúa y la fuerza con la que afectará a cada individuo. Sabemos que hay padecimientos relacionados con una mayor severidad en los síntomas, tales como diabetes, asma, obesidad, hipertensión, enfermedades autoinmunes, deficiencia de vitamina D, depresión, entre otros.

La inflamación celular también se relaciona con la severidad de los síntomas, como mencionan los autores de este estudio realizado en el Hospital Universitario de Zurich Suiza (1, 2) al observar al microscopio tejidos de pacientes con COVID-19. El coronavirus (SARS-CoV-2) causa inflamación en el endotelio (pared interna de los vasos sanguíneos), no sólo del sistema respiratorio, sino que también de otros órganos. Los hallazgos muestran la presencia de elementos virales dentro de las células de todo el cuerpo y una acumulación de células inflamatorias, con evidencia de muerte celular. Los pacientes más jóvenes suelen defenderse mejor de este virus, mientras que personas mayores y grupos de riesgo como personas que viven con diabetes, pacientes con hipertensión o enfermedades cardiovasculares, ya tienen una función celular debilitada previa, lo que explica su mayor vulnerabilidad y susceptibilidad a terminar en la UCI.

Ahora, ¿qué pasa después de tener la enfermedad? Al recuperarte de un cuadro agudo de COVID-19 es posible que algunos síntomas sean persistentes, a esto se le ha llamado el Síndrome Long Haul Covid (LHCS - Long Haul Covid Syndrome), y se caracteriza por síntomas como malestar prolongado, dolores de cabeza, fatiga generalizada, dificultades para dormir, trastornos del olfato y del gusto, disminución del apetito, dolor en las articulaciones, falta de aire, dolor de pecho y disfunción cognitiva ("neblina mental" y dificultad para concentrarse).

La incidencia de síntomas después del COVID-19 varía desde un 10% hasta un 80%. Este síndrome no solo se observa después de la infección por COVID-19, sino que también se observa en algunas personas que han recibido vacunas (probablemente debido a la activación inmunológica por la proteína de pico de la vacuna), sin haber presentado la enfermedad.  Y algo muy interesante del síndrome de LHCS es que no se predice por la gravedad de la enfermedad, sino que afecta con frecuencia a casos leves a moderados y a adultos más jóvenes que no requirieron asistencia respiratoria o cuidados intensivos.

A pesar de que actualmente no existe un consenso científico para el nombre del Síndrome Post-Covid, LHCS o las SPAC (Secuelas Post-Agudas de Covid-19), sí se han propuesto diferentes etapas de estos cuadros clínicos.

Covid-19 Agudo: período menor o igual a 4 semanas con signos y síntomas de covid-19.

Covid-19 Sintomático En Curso: signos y síntomas de covid-19 de 4 a 12 semanas.

Síndrome Post Covid-19: signos y síntomas que se desarrollan durante o después de la infección consistente con covid-19, que permanecen después de 12 semanas y que no se explican por algún otro diagnóstico. (3)

Independientemente de en qué categoría estés, es muy prudente poner atención a las siguientes herramientas/tratamientos que pueden reducir, acortar o eliminar varios y en algunos casos todos los síntomas:

  • Tomar el sol - Existe suficiente evidencia científica sobre el efecto ultra-benéfico que tiene la exposición a la luz solar. En este artículo Lansiaux y colaboradores mencionan que a mayor exposición solar menor es la probabilidad de infección de SARS-CoV-2 y mejor es la calidad de salud en residentes de distintas partes de Francia. Además para la adecuada producción de Vitamina D3 es necesario la exposición de la piel a los rayos UV, para que esta se transforme en su forma activa y pueda ejercer sus múltiples efectos benéficos. (4, 5)

  • Dormir y descansar lo más posible - En lo relativo al sueño y sobre todo a la calidad del período de sueño existe evidencia muy sólida de este y sus efectos sobre el sistema inmunológico, así como un factor protector para prácticamente cualquier patógeno o situación que involucre una tasa más alta de estrés y/o inflamación. En el artículo original de Zhang, Li, Chen, Wu et al., los participantes realizaron el cuestionario PSQI (Índice de Calidad del Sueño de Pittsburgh) y se observó que mientras más alto sea el resultado peor calidad del sueño y peor estado de salud, tanto inmunológico como clínico. Cada incremento de 1 en el PSQI se relacionaba con 23% mayor en el riesgo de desarrollar neumonía severa. Los pacientes con resultados más altos en el PSQI tenían incrementos en varios marcadores inflamatorios (IL-6, Leucocitos totales, Dímero-D, Proteína C Reactiva, etc.). La conclusión de los autores fue que en general, lo pacientes con peor calidad del sueño, ya sea antes o después de la infección con covid, tienen peores resultados clínicos. (6)

  • Bajar el estrés - Independientemente de la técnica que elijas, ya sea meditación, respiración yógica, pranayamas, actividades que te brinden diversión, sentido, paz y serenidad y/o respiraciones diafragmáticas, o alguna técnica de respiración que active o estimule tu sistema nervioso parasimpático es fundamental gestionar de manera adecuada tu tasa de estrés. Y mientras más alto sea este, mayor debe ser el énfasis en estas actividades que lo gestionan de manera saludable.

  • Luz infrarroja - Otra terapia muy útil y bastante estudiada en sus efectos antiinflamatorios y antiinfecciosos es la luz infrarroja. Los diferentes intensidades y longitudes de onda tienen diferentes efectos benéficos en la salud humana. Es un tratamiento probado para diferentes padecimientos en las que disminuye la inflamación, tales como tendinitis aquiliana, alopecia, psoriasis, tiroiditis y artritis. En este estudio se demostró que la luz infrarroja (de 720-750 nm) aplicada cada 12 horas en periodos de 5 a 15 min inhibe la señalización que desencadena la tormenta de proteínas inflamatorias llamadas citocinas (vía TLR-4) que es lo más letal en el caso de la covid. Y además disminuye otros marcadores inflamatorios (IL-6, IL-8, TNF-ⲁ, INF-ⲁ e INF-ß) que entorpecen y agravan el cuadro de covid. (7)

  • Prácticas Hipertérmicas (Sauna) - Es bien sabido que la elevación de la temperatura es un mecanismo muy efectivo contra los microorganismos patógenos. Tal es así que la fiebre antes de que existieran algunos fármacos contra esta era el mejor remedio para sobrevivir a las infecciones, además de algunos remedios herbolarios. En algunos países como Finlandia la tradición de usar baños de sauna sigue estando muy vigente y es una práctica muy utilizada por un buen número de la población. En México existe el temazcal, que es algo que se perdió por varios siglos y que hoy en día se está retomando en spas y centros de medicina integrativa/holística como terapéutico. (8)

  • Pelargonium sidoides - Existen varios artículos incluso ensayos clínicos aleatorizados en donde se habla de la eficacia contra el Covid-19. Gajewski y colaboradores en la Universidad Nicolás Copérnico en Polonia, mencionan que el pelargonium sidoides, conocido coloquialmente como Umcka Loabo, puede ser utilizado como profiláctico y como terapéutico para combatir la sintomatología del Covid-19. (9)

  • Suplementación - Existen diferentes minerales, vitaminas y antioxidantes que pueden ayudar a mejorar los síntomas del virus. Aquí te dejamos los más usados.

    • Zinc (20-50 mg c/24 hrs) al mismo tiempo que la quercetina (250 mg dos veces al día). El zinc tiene efectos antivirales, al combinarlo con quercetina puede entrar más fácilmente a la célula. (10)

    • N-Acetil L-Cisteína (NAC) 500 mg, dos veces al día. (10)

    • Vitamina D (5,000 UI) - Esta vitamina, la cual puede ser considerada como hormona debido a la gran cantidad de receptores que existen en los órganos y sistemas, tiene cada día más sustento, ya que una de sus principales funciones es optimizar la función del sistema inmune. Tomar de 5,000 a 10,000 IU al día es una dosis muy adecuada para mejorar los niveles en sangre. (4, 5, 10)

      • Deficiente: <30 mg/dL

      • Adecuado: >30 - 50 mg/dL

      • Óptimo: 60-80 mg/dL

      • Toxico: > 100 mg/dL

    • Vitamina C - 500 mg a 1000 mg dos veces al día. Se recomienda no solo consumir ácido ascórbico sino varias fuentes provenientes de alimentos. (10)

Otras recomendaciones:

  • Ivermectina - Esta cuenta con evidencia muy fuerte sobre su uso para el combate eficaz contra varios microorganismos patógenos y en el caso de covid, la evidencia de su efectividad contra SARS-CoV-2 ha crecido exponencialmente desde los inicios del 2020. (11) Además este fármaco se considera extremadamente seguro para la población cuando se emplea en dosis 0.2-0.4 mg/Kg, que es precisamente lo que recomienda la "FLCCC Alliance"(Alianza de cuidados críticos COVID-19 de primera línea) (12) como parte de un protocolo que incluye zinc, vitamina C, vitamina D3, quercetina y melatonina en el tratamiento prehospitalario y preventivo. En países en donde no está disponible la Ivermectina se puede intercambiar por Nigella Sativa o Semilla de Comino Negro que está demostrado en varios estudios que posee efectos positivos en la lucha contra los signos y síntomas de la Covid-19. (13,14)

  • Protocolo I-RECOVER - Dada la falta de recomendaciones de tratamiento disponibles para este nuevo trastorno y en el contexto de que un gran número de pacientes lo padecen a nivel mundial, el FLCCC (Alianza de cuidados críticos COVID-19 de primera línea) desarrolló el protocolo I-RECOVER (12) en colaboración con varios médicos expertos. Este protocolo consiste en el uso inicial de Ivermectina en combinación con vitamina C, omega 3, melatonina y vitamina D, para tratar los síntomas y dependiendo de la evolución se pueden utilizar otro tipo de medicamentos como fluvoxamina, atorvastatina y corticosteroides. También el FCCC maneja protocoles para el tratamiento temprano y la prevención de Covid-19

Un contribuidor muy importante del LHCS es sin duda el aspecto emocional de la persona, el cual ha tenido un abandono muy importante a causa de las medidas implementadas por los gobiernos para el control de la pandemia. La ansiedad y el trauma emocional han sido un común denominador en una buena parte de la población, ya sea por la muerte de algún ser querido o cercano, o por la propia enfermedad y los síntomas persistentes en ellos mismos. Lo anterior sin duda contribuye a la alteración del balance inmunológico y espiritual de la persona (15), que después de 1 año en estado crónico de alerta máxima presenta síntomas de fatiga crónica y trastorno de estrés postraumático.

Realmente el LHCS es multifactorial y no puede analizarse desde una perspectiva única o médica convencional y debe de incluir el estado emocional y energético del paciente. Aún no ha transcurrido el suficiente tiempo para saber si es realmente por el virus (que tiene un origen y conocimiento muy dudoso), si es por la reacción del cuerpo a la proteína del virus, si éste se potencia o aumenta con las radiaciones electromagnéticas a las que estamos expuestos diariamente con celulares o televisores. Tampoco está claro cuál es el efecto de las vacunas covid en toda la sintomatología de las personas que en algún momento previo presentaron el cuadro de Covid-19, así como qué papel juegan las enfermedades crónicas para la duración de los síntomas y para la complicación de un cuadro crónico.

Independientemente de la sintomatología y la severidad de esta enfermedad, estos protocolos y nutrientes ayudan enormemente en la evolución del cuadro crónico de covid y/o también para cuando existen algunos síntomas persistentes.

Recuerda que la recuperación del Covid-19 es multifactorial y debes de llevar un tratamiento multidisciplinario. Si crees que estás padeciendo de efectos de larga duración después del Covid-19 puedes llevar a cabo estos consejos pero no olvides que debes de acudir siempre con un especialista que te dé un tratamiento personalizado a tus necesidades y estado de salud. Si estas preocupado por este tema o si tienes síntomas, puedes hablar con uno de nuestros medicos para armar un plan de salud como parte de tu membresía SOMOS y/o tomar la prueba.

Fuentes

  1. https://www.reumatologiaclinica.org/es-respuesta-inflamatoria-relacion-con-covid-19-avance-S1699258X20301431

  2. https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(20)30937-5/fulltext

  3. Ramakrishnan RK, Kashour T, Hamid Q, Halwani R, Tleyjeh IM. Unraveling the Mystery Surrounding Post-Acute Sequelae of COVID-19. Front Immunol. 2021 Jun 30;12:686029. doi: 10.3389/fimmu.2021.686029. PMID: 34276671; PMCID: PMC8278217.

  4. Lansiaux É, Pébaÿ PP, Picard JL, Forget J. Covid-19 and vit-d: Disease mortality negatively correlates with sunlight exposure. Spat Spatiotemporal Epidemiol. 2020 Nov;35:100362. doi: 10.1016/j.sste.2020.100362. Epub 2020 Jul 23. PMID: 33138947; PMCID: PMC7376335.

  5. Charoenngam N, Holick MF. Immunologic Effects of Vitamin D on Human Health and Disease. Nutrients. 2020 Jul 15;12(7):2097. doi: 10.3390/nu12072097. PMID: 32679784; PMCID: PMC7400911.

  6. Zhang L, Li T, Chen L, Wu F, Xia W, Huang M, Guo Z, Song L, Yin H, Zhang Y, Yu Y, Cai S, Lu Z, Rong S, Bao W. Association of sleep quality before and after SARS-CoV-2 infection with clinical outcomes in hospitalized patients with COVID-19 in China. EXCLI J. 2021 Apr 14;20:894-906. doi: 10.17179/excli2021-3451. PMID: 34121976; PMCID: PMC8192881.

  7. Aguida B, Pooam M, Ahmad M, Jourdan N. Infrared light therapy relieves TLR-4 dependent hyper-inflammation of the type induced by COVID-19. Commun Integr Biol. 2021 Sep 15;14(1):200-211. doi: 10.1080/19420889.2021.1965718. PMID: 34552685; PMCID: PMC8451450.

  8. Cohen M. Turning up the heat on COVID-19: heat as a therapeutic intervention. F1000Res. 2020;9:292. Published 2020 Apr 24. doi:10.12688/f1000research.23299.2

  9. Gajewski A, Kośmider A, Nowacka A, Puk O, Wiciński M. Potential of herbal products in prevention and treatment of COVID-19. Literature review. Biomed Pharmacother. 2021 Nov;143:112150. doi: 10.1016/j.biopha.2021.112150. Epub 2021 Sep 2. PMID: 34507112; PMCID: PMC8410512.

  10. Parisi GF, Carota G, et al. Nutraceuticals in the Prevention of Viral Infections, including COVID-19 among the Pediatric Population: A Review of the Literature. Int. J. Mol. Sci. 2021, 22, 2465. https://doi.org/10.3390/ijms22052465

  11. Bryant A, Lawrie TA, Dowswell T, et al. Ivermectin for Prevention and Treatment of COVID-19 Infection: A Systematic Review, Meta-analysis, and Trial Sequential Analysis to Inform Clinical Guidelines. Am J Ther. 2021;28(4):e434-e460. Published 2021 Jun 21. doi:10.1097/MJT.0000000000001402

  12. Kory P, Meduri GU, Varon J, Iglesias J, Marik PE. Review of the Emerging Evidence Demonstrating the Efficacy of Ivermectin in the Prophylaxis and Treatment of COVID-19 [published correction appears in Am J Ther. 2021 Nov-Dec 01;28(6):e813]. Am J Ther. 2021;28(3):e299-e318. Published 2021 Apr 22. doi:10.1097/MJT.0000000000001377

  13. https://covid19criticalcare.com/covid-19-protocols/i-recover-protocol/

  14. Maideen NMP. Prophetic Medicine-Nigella Sativa (Black cumin seeds) - Potential herb for COVID-19? J Pharmacopuncture. 2020 Jun 30;23(2):62-70. doi: 10.3831/KPI.2020.23.010. Erratum in: J Pharmacopuncture. 2020 Sep 30;23(3):179. PMID: 32685234; PMCID: PMC7338708.

  15. Sigal, L.H. (2021). What is causing the ‘long-hauler’ phenomenon after COVID-19? Cleveland Clinic Journal of Medicine, 88, 273 - 278.