Biohacking, ¿Qué beneficios tiene y cómo puedes comenzar?

Biohacking, ¿Qué beneficios tiene y cómo puedes comenzar?

Biohacking es el proceso de hacer cambios en nuestro estilo de vida con la finalidad de reprogramar nuestro cuerpo y sentirnos mejor. Seguramente en muchas publicaciones has visto o escuchado que somos lo que comemos y si solo que es algo más profundo que eso: todo lo que ponemos en nuestro cuerpo-comida, pensamientos, movimientos, actividad física- afecta cómo nos comportamos tanto lo que controlamos como lo que no.

Al practicar biohacking puedes transformar cómo te sientes, puedes tener más energía, más productividad y sobre todo puedes alcanzar una mejor versión de ti. No necesitas ser un experto en ciencia o especializarte en algo científico, solo necesitas conocer las técnicas que existen y como comenzar; en este artículo te lo enseñamos.

Se divide en tres categorías Nutrigenómica, Do it Yourself (DIY) y Grinder.

  • Nutrigenómica: consiste en manipular la actividad nutricional en nuestro cuerpo. Esta también está relacionada con la manipulación del sueño, ejercicio, desencadenantes ambientales como el sonido y la luz y el manejo del estrés. Principalmente se basa en que nuestros cuerpos están en constante cambio y esto se utiliza para tener una mejor calidad de vida. Aspectos de nuestra vida como que comimos o si nos movimos de la silla alteran la función de nuestro cuerpo y la nutrigenómica implica que aprendamos cómo funcionan todas interacciones y cómo es que nos afectan al día a día.

  • DIY, esta categoría es la más nueva del biohacking y pretende crear una versión accesible ya que puedes realizarlo desde tu casa. Esta categoría es una de las más controversiales porque no suele llevarse a cabo una investigación formal en una institución sino que los autores deciden llevarlo por su cuenta en su comunidad.

  • Grinder, intenta llevar a los límites la tecnología y el cuerpo humano practicando modificaciones para mejorar nuestro "hardware" y ampliar las capacidades del cuerpo humano. Estas modificaciones incluyen mejorar el coeficiente intelectual, aumentar la fuerza física y detener el envejecimiento.

Ahora que conoces cómo se dividen el biohacking te dejamos algunos pasos para que comiences a hackearte y comenzar a vivir mejor.

      1. Prueba una dieta de eliminación. Si tienes alergias alimenticias, tienes problemas para digerir algunos alimentos, experimentas problemas de acné o eczema o tus niveles de energía están en constante cambio, probablemente sea momento de intentar este hack. Este tipo de dieta puede parecer aterradora pero en realidad solo es algo a corto plazo para reconocer los alimentos desencadenantes de algunos de los síntomas de salud que puedes estar teniendo como alergia e inflamación. Durante tres o cuatro semanas debes eliminar alimentos alérgenos para que des tiempo a tu cuerpo de disminuir la inflamación, estos son: gluten, soya, lácteos, cacahuates y maíz. Después de este tiempo debes introducir poco a poco y uno a uno estos alimentos y evaluar cómo te sientes y cómo responde tu cuerpo a ellos. Una dieta de eliminación es uno de los mejores biohacks que puedes hacer por ti mismo. Algunas personas no comprenden lo bien que pueden sentirse realmente hasta que eliminan de sus dietas algunos de los peores infractores alimentarios.

      2. El gluten no es tu amigo. Antes de explicarte porque debes eliminarlo de tu dieta es importante que sepas que es un proteína encontrada en muchos granos como el trigo, centeno y la cebada y es la responsable de darle elasticidad y textura a los cereales. También se puede usar para modificar la estabilidad y estructura de muchos productos como aderezos y condimentos. Mucha gente tiene sensibilidad o intolerancia al gluten que pueden causar desde problemas digestivos hasta cambios de humor. Quitarlo de la dieta puede ser un reto porque muchas cosas lo incluyen de forma natural o pueden tener contaminación cruzada como la avena, de forma natural no tiene gluten pero se procesa en el mismo lugar que muchos productos con gluten. Algunos beneficios de comer una dieta sin gluten son: aumento de energía, menos síntomas digestivos como diarrea e inflamación, disminuye la posibilidad de padecer enfermedades neurológicas como autismo y disminuye la inflamación general del cuerpo y células.

      3. Elimina el azúcar de tu dieta. Puede ser el más difícil y complicado pero uno de los más gratificantes. Esto no significa que no puedes comer azúcar de forma natural como las frutas, los añadidos que están en refrescos, alimentos procesados y dulces son los que debes de eliminar cuanto antes. ¿Qué hace que el azúcar sea tan malo para tu cuerpo? Los estudios demuestran que aumenta el riesgo de diabetes tipo 2, provoca cambios de humor, aumenta la inflamación en el cuerpo y reduce la energía.

      4. Modifica tus horarios de comida. ¿Quien iba a pensar que con solo cambiar la hora de comer, puedes biohackear tu cuerpo? El ayuno intermitente está ganando popularidad como método para perder peso y normalizar la sensibilidad a la insulina, lo que puede ayudar a prevenir enfermedades crónicas como la diabetes. También regula los niveles de grelina, conocida como la hormona del hambre, que le dice a tu cerebro cuándo tiene hambre, y la leptina, que envía señales al cerebro cuando está lleno y debes dejar de comer. Lo bueno del ayuno es que hay más de una forma de hacerlo y puedes adaptarlo fácilmente a tu día a día.

      5. Duerme más y mejor. Algo tan simple como dormir puede mejorar tu salud y tu estado de ánimo. Si no duermes lo suficiente cada noche (entre 7-9 hrs) y sufres de insomnio o dificultad para conciliar el sueño puedes comenzar a disminuir tu bienestar y productividad; el sistema inmune se debilita, depresión, dificultad para concentrarse, irritabilidad, aumento de apetito y hormonas fuera de control son algunos síntomas que puedes evitar mejorando la calidad de sueño. Sabemos que no es tan simple como duerme y ya, te dejamos algunas sugerencias para mejorar tu sueño: mantener los dispositivos electrónicos fuera de la cama, la luz del teléfono le dicen a tu cerebro que es hora de despertarse, no quedarse dormido, comienza a dormir y despertar a la misma hora incluso en fines de semana para mantener el ritmo circadiano bajo control y duerme lo más obscuro que puedas, un antifaz no sería mala idea.

      6. Comienza a meditar. Como alimentas a tu mente es tan importante como la alimentación de tu cuerpo. Los estudios han demostrado que los beneficios de la meditación son enormes: desde reducir el dolor y aumentar la calidad del sueño hasta reducir la inflamación y aumentar la productividad. Si sufres de estrés o ansiedad, la meditación también puede ser una forma realmente eficaz de tratar los síntomas de forma natural. Establecer una práctica de meditación diaria es una de las mejores cosas que puedes hacer por su salud física y mental; si te preocupa no saber como hacerlo puedes escuchar alguna meditación guiada y bajar alguna aplicación como Calm y poco a poco hacerte un experto.

      7. Levántate y muévete. La mayoría de nosotros pasamos los días sentados en el coche y en un escritorio sin gran movimiento. Tanto tiempo sin actividad perjudica nuestra salud, la solución para eso es ponte de pie más seguido, lo que importa es la frecuencia no el tiempo que lo haces. Puedes poner una alarma cada 60 o 90 minutos para que no se te olvide levantarte, puedes ir por un poco de agua o tomar alguna llamada caminando por tu casa/oficina.

      8. Quítate los zapatos. ¿hace cuánto que no caminas descalzo en el pasto? Tener una conexión con la tierra puede ser uno de los biohacks más fáciles y más satisfactorios. Grounding o tener conexión con la tierra es permitir que tus pies se conecten con la superficie debajo de ellos y dejar que las cargas eléctricas naturales de la tierra fluya a través de nosotros. Puede mejorar tu sueño, reducir la inflamación, a disfrutar más de la naturaleza y obtener su dosis de vitamina D. Te dejamos un documental en el que puedes conocer un poco más de esta técnica y ver todos los beneficios que puedes obtener de implementar grounding en tu día a día.

      9. Convive con la naturaleza. Convivir con los árboles puede mejorar muchas aspectos de nuestra salud como el sistema inmunológico ya que convivir con la naturaleza puede ayudar a reducir los niveles de estrés, puede mejorar el rendimiento mental y la creatividad y mejorar significativamente el estado de ánimo y por lo tanto mejorar nuestra calidad de vida. En Japón se comenzó una terapia ecológica conocida como baño forestal la cual consiste en estar en presencia de árboles y apreciar la naturaleza, puedes hacer un picnic o llevar tu libro favorito y tomar tiempo para ti. Se ha comprobado cambios en frecuencia cardiaca y presión arterial, mejoró la producción de hormonas del estrés como el cortisol, estimulación del sistema inmunológico y mejoró los sentimientos de bienestar. Se han realizado estudios para saber a más profundidad como ayuda a la salud y se comprobó que las células "asesinas", las cuales reaccionan rápidamente contra células infectadas por virus o bacterias y están asociadas con la prevención de cualquier enfermedad, aumentaron de manera significativa después de realizar esta terapia. Esto se debe a que al estar en contacto con la naturaleza inhalamos aceites llamados fitoncidas de la madera, plantas y frutas.

      10. Toma el sol. El sol puede ser dañino para la piel lo sabemos pero ¿sabías que el tiempo adecuado bajo el sol puede tener muchos beneficios para tu salud? Al exponerte al sol aumenta la liberación de la hormona de la felicidad, la serotonina. También puede hacer que por la noche produzcamos la hormona que nos ayuda a dormir mejor, la melatonina. Así mismo nos ayuda a crear suficiente vitamina D la cual tiene múltiples beneficios para la salud, desde tener huesos fuertes hasta evitar algunas enfermedades como psoriasis y eczema.

      11. Mejora tu agua. El agua que tomas se convierte en tu sangre. Mejorar la calidad del agua que tomas es una de las mejoras más poderosas y directas que puedes hacer para tu salud. El agua es la base de toda la vida y eso incluye tu cuerpo: los músculos que mueven tu cuerpo son 75% de agua; la sangre que transporta nutrientes es 82% agua; los pulmones son 90% de agua, el cerebro que es el centro de control de tu cuerpo es 76% de agua; incluso tus huesos tienen un 25% de agua. Lamentablemente, el agua municipal puede contener plomo, cloro y fluoruro que pueden afectar el hígado, la fertilidad, la función cerebral, la presión arterial, problemas respiratorios como el asma y problemas tiroideos.  Un excelente filtro de agua como los de Berkey puede ser útil para mejorar la calidad o incluso mejor un sistema de ósmosis inversa.

Como ves "biohackearte" puede ayudarte a tener no solo una mejor salud sino optimizar tu rendimiento tanto físico como mental. Lo mejor de todo es que hay biohacks que no implican que gastes ni un peso y que puedas llevarlo a cabo todos los días. Cuando trabajas para comer, moverte y pensar de una manera que tenga un impacto positivo en tu cuerpo y en la forma en que te sientes, el biohacking definitivamente funciona. Puede ayudarte a sentirte mejor e incluso reducir el riesgo de padecer alguna enfermedad. 

Fuentes

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3740105/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6549016/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4378297/

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/31001682/

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/31210473/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6550471/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5866307/